ECO AVANCE EDUCATIVO

ECO AVANCE EDUCATIVO

Gestión ambiental participativa

Para un desarrollo más sustentable de la provincia de Misiones

 

Aquí propongo algunas reflexiones sobre nuestra cultura, modos de vida, modelo de producción y consumo, que forman parte del cambio integral que se debería llevar a cabo ̶ con efecto individual, familiar y colectivo ̶  para lograr un desarrollo sustentable en la Provincia de Misiones.

 

¿Qué es el desarrollo sustentable?

 Los economistas lo definen como crecimiento y eficiencia ecológica; los ecólogos como estabilidad ambiental y preservación de la vida; los sociólogos resaltan al ser humano como actor del desarrollo social. Yo tomaré aquí el concepto que dice que el desarrollo sostenible es el que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Es un proceso complejo e integral, basado en normas de equidad, sostenibilidad y competitividad, en relación al entorno del ser humano y su habitad presente y futuro.

            En el año 1994 se incorpora a la Constitución Argentina la protección ambiental y el valor jurídico positivo de los tratados internacionales. “La Constitución Nacional ha incorporado el principio según el cual los tratados internacionales tienen jerarquía superior a las leyes y ese orden de prelación se traslada a los tratados ya vigentes como el constitutivo del Mercosur.”[1]            

Algunos de esos tratados internacionales referentes a la protección ambiental son:             

-           La Conferencia de Naciones Unidas en Estocolmo de 1972 sobre Ambiente Humano, empieza un enfoque de conservación del medio ambiente que se orientó hacia el contexto social, rescatando y valorando los conocimientos de nuestros antepasados. De esta manera, en un mundo que destruye los recursos naturales y degrada de las condiciones de vida, surgen múltiples esfuerzos mundiales por definir un nuevo concepto: Desarrollo sostenible, junto con nuevos patrones para un desarrollo más justo y equitativo, que aseguren la sobrevivencia de las distintas naciones.

-          Siguiendo esta línea, el Informe Brundtland (1987), resultado de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, hizo madurar la necesidad de gestar un nuevo paradigma en la agricultura y las actividades productivas primarias, , con políticas ambientales y teorías generales para un desarrollo social en el campo del desarrollo rural. Esto, a su vez, se cristalizó en los documentos de la Cumbre de Río de Janeiro de 1992, donde el concepto de desarrollo sostenible o sustentable ya se había convertido en un nuevo paradigma.

-           Así mismo, de la Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo (1992) surgieron cuatro documentos que fijan pautas para un nuevo rumbo en la preservación del medio ambiente y el crecimiento económico:

  1. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático;

2. La Convención sobre la Diversidad Biológica, documento al cual nos adherimos por la Ley Nacional 24.375;

3. La Declaratoria de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo que afirma que para alcanzar el desarrollo económico a largo plazo es necesaria la vinculación con la protección ambiental sostenible;

4. La “Agenda 21”, programa que promueve la cooperación internacional en materia de desarrollo sostenible para enfrentar el siglo XXI.-

               

Gestión Ambiental Participativa en la provincia de Misiones

La Unión Mundial para la Naturaleza, foro mundial realizado en el año 2004, expuso sobre cómo el uso sostenible y la conservación de los recursos naturales pueden contribuir significativamente a reducir la pobreza y mejorar la salud y el bienestar humano. Pone de manifiesto cómo los negocios pueden  ̶ identificando los pasos necesarios para asegurar que los mercados sean funcionales a las personas y a la naturaleza ̶  apoyar el uso sostenible de la biodiversidad y de los recursos naturales y, a su vez, beneficiarse de ello.

Basándome en esto y en todos los tratados anteriores, con el objetivo principal de contribuir a un aprovechamiento económico sustentable de zonas de la provincia que son ricas en recursos naturales pero medioambientalmente sensibles y, a fin solucionar muchos de los problemas actuales, propongo que se podría y debería llevar a cabo una experiencia de Gestión Ambiental Participativa de actores (municipios, colegios profesionales, universidades, comunidad, ONGs,  etc.) y temas diversos, respetando siempre la diversidad cultural. También, consistiría en la formación de un Comité público-privado con diálogos participativos para discutir la gestión sustentable de los lugares y/o proyectos que comprometen el medio ambiente de la provincia.

Por último, de una manera informada y responsable, con conciencia de sus derechos y obligaciones, este Comité formaría un espacio para poder discutir sobre distintos temas referidos a nuestro ecosistema y recursos naturales pero también, consistiría en un lugar para ir a indagar, organizar y participar de manera efectiva, en la protección del medio ambiente provincial. Esto garantizaría un manejo sustentable para asegurar las generaciones presentes y futuras, y propiciar las mejoras en las condiciones de vida de la población.

 



[1] Laciar Mirtha Elizabeth. Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable. Buenos Aires- Madrid. 2003. Pág. 11.-